La Creatividad es la mejor opción para evolucionar

Tenemos la falsa creencia de que la creatividad es un don de cuatro elegidos y que nosotros no tenemos esa cualidad. Quien crea esta afirmación lo que hace es limitar su capacidad creativa.

Solemos pensar o decir:
– No estoy hecho para…
– Soy incapaz de…
No se me da bien…
¡No soy una persona creativa!

El primer paso es quitarse esa etiqueta, porque rotundamente:
¡TODOS SOMOS POTENCIALMENTE CREATIVOS!

Son muchas las personas que tienen su potencial creativo bloqueado o dormido. No es directamente su culpa, es el resultado de varios factores. Estamos inmerso en un sistema de consumo en el que ya otros piensan por ti. El sistema educativo en muchos aspectos es arcaico, lleno de normas que nos limitan desde niños. Socialmente tenemos roles establecidos que acaban frenando nuestras posibilidades creativas. Y tampoco nos vamos a engañar, ser creativos implica un esfuerzo extra. ¡Es más cómodo seguir haciendo las cosas como siempre!

Potenciar la creatividad es un trabajo de madurez y constancia. Darse cuenta de tu potencial y de que medidas debes adoptar para desarrollar ideas creativas es el primer paso para mejorar en tus proyectos y vida.

Un problema es un obstáculo que tenemos que afrontar. Si queremos prosperar en nuestro camino no podemos ignorar el problema, por lo que tendremos que buscar una solución.

Tenemos dos vías:
– La primera es recurrir a una solución ya conocida, que nos aportará una serie de beneficios probablemente conocidos. Habitualmente esta es la opción más usada resolviendo los problemas en línea recta, sin sorpresas ni sobresaltos, sin conseguir beneficios nuevos. Una vez resuelto, seguiremos igual que antes del problema.

– La segunda es buscar una solución creativa, que no solamente nos solucionará el problema, sino que nos aportará conexiones y beneficios nuevos.

Para conseguir una idea creativa tendremos que aplicar técnicas de asociación libre y potenciar el pensamiento arborescente. Consiste en crear multitud de opciones sobre un concepto para posteriormente agruparlos y concretarlos en una idea. Tomar una u otra opción es una cuestión de estrategia y lo deberemos valorar según cada problema.